IN.gov - Skip Navigation

Note: This message is displayed if (1) your browser is not standards-compliant or (2) you have you disabled CSS. Read our Policies for more information.

Amber Alert
Amber Alert - TEST
  • NTAS_widget
  • map_widget
  • state-that-works_widget

Indiana Department of Homeland Security

IDHS > About IDHS > Get Prepared > September Is National Preparedness Month > En Espanol En Espanol

Prepare un equipo

Puede que tenga que sobrevivir por su cuenta después de una emergencia. Esto significa tener un abasto de comida, agua y otros suministros para por lo menos tres días. Habrá funcionarios locales y rescatistas en el área de desastre, pero no pueden llegar a todos de inmediato. Puede que obtenga ayuda en horas, o podría tomar días. Además puede que los servicios básicos como electricidad, gas, agua, tratamiento de aguas negras y teléfonos no estén disponibles por días, quizás una semana o hasta más.

Suministros recomendados para incluir en un equipo portátil básico:

  • Agua un galón de agua por persona al día, por lo menos para tres días, para tomar y para la higiene.
  • Comida, provisiones por lo menos para tres días de alimentos no perecederos.
  • Radio portátil de pilas o de manivela y un Radio Meteorológico NOAA con alerta de tonos y pilas extras para ambos.
  • Linterna y pilas extras.
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Silbato para alertar y pedir ayuda.
  • Máscara contra polvo, para ayudar a filtrar el aire contaminado y láminas de plástico y cinta adhesiva para crear el "refugio en el lugar".
  • Toallitas húmedas, bolsas de basura y tiritas plásticas de amarre para utilizar con fines de higiene personal.
  • Llave inglesa o alicates para cerrar los servicios públicos.
  • Abrelatas para la comida (si el equipo contiene alimentos enlatados)
  • Mapas locales
  • Teléfono celular con cargadores, inversor o cargador solar

Artículos adicionales que deben tomarse en consideración para agregarlos al equipo de suministros de emergencia:

  • Medicamentos recetados y anteojos.
  • Fórmula para bebé y pañales.
  • Alimento para mascotas y agua extra para la mascota.
  • Documentos familiares importantes, como copias de las pólizas de seguros, documentos de identificación y registros de cuentas bancarias, en un recipiente portátil a prueba de agua.
  • Dinero en efectivo o cheques de viajero y cambio.
  • Material de consulta para emergencias, como un manual de primeros auxilios o información de www.listo.gov
  • Bolsa de dormir o manta abrigadora para cada persona. Piense en almacenar ropa de cama adicional si usted vive en clima frío.
  • Muda de ropa completa, incluyendo camisa de manga larga, pantalón largo y zapatos resistentes. Piense en almacenar ropa adicional si usted vive en clima frío.
  • Blanqueador de cloro de uso doméstico y gotero para medicamentos. Cuando se diluyen nueve partes de agua por una parte de blanqueador, éste puede usarse como desinfectante. O en caso de emergencia, puede usarlo para purificar el agua: utilice 16 gotas de blanqueador líquido, de uso doméstico normal, por galón de agua. No use blanqueadores perfumados ni del tipo que no destiñe los colores. Tampoco debe usar blanqueadores con agentes de limpieza adicionales.
  • Extintor de incendios
  • Fósforos en un recipiente a prueba de agua.
  • Artículos femeninos y para la higiene personal.
  • Juegos de utensilios desechables tipo campamento, vasos desechables, platos de cartón y cubiertos de plástico, toallas de papel.
  • Papel y lápiz.
  • Libros, juegos, rompecabezas u otras actividades para los niños.

Haga un plan

Es probable que su familia no esté reunida cuando ocurra un desastre, de modo que es importante hacer planes de antemano: deben planificar cómo se van a comunicar, cómo volverán a reunirse y decidir lo que harán en diferentes situaciones.

Plan de comunicaciones familiares

  • Identifique un contacto fuera de la ciudad. Podría ser más fácil hacer una llamada de larga distancia que una llamada local, de modo que un contacto fuera de la ciudad podría estar en mejor posición para facilitar la comunicación entre los miembros de la familia que estén separados.
  • Asegúrese de que cada miembro de su familiaconozca el número de teléfono y que tenga un teléfono celular, monedas o una tarjeta prepagada para poder llamar al contacto de emergencia. Si tiene un teléfono celular, incluya ese número como “ICE” (siglas en inglés de “en caso de emergencia”) entre los números programados en su teléfono. Si tiene un accidente, el personal rescatista a menudo verifica los números ICE para poder comunicarse con alguna persona que usted conozca. Avise a sus familiares y amigos que los ha incluido como contactos de emergencia.
  • Enseñe a los miembros de la familia cómo usar mensajes de texto (también conocidos como SMS, sigla en inglés de "Servicio de mensajes cortos"). Los mensajes de texto a menudo pueden llegar a pesar de las interrupciones de la red, en casos en que una llamada telefónica probablemente no pueda completarse.
  • Suscríbase a los servicios de alerta. Muchas comunidades ahora disponen de sistemas que envían mensajes de alerta mediante el sistema de mensajes de texto o el correo electrónico, para advertirle sobre pronósticos de tiempo inclemente, cierre de carreteras, emergencias locales, etc. Inscríbase visitando el sitio web de su oficina de emergencias local.

Algunas de las cosas que puede hacer para prepararse ante lo inesperado, como tener listo un equipo de suministros de emergencia y elaborar un plan familiar de comunicaciones, son las mismas para desastres naturales o provocados por el hombre.

Sin embargo, hay diferencias importantes entre las posibles emergencias que impactarán las decisiones que tome y las medidas que adopte. Infórmese bien sobre las posibles emergencias que pueden presentarse donde usted vive y la manera adecuada de responder a ellas.
Además, infórmese sobre los planes de emergencia establecidos en su área por el gobierno estatal y local.

La preparación para desastres ya no es preocupación exclusiva de los residentes de California, donde siempre existe el riesgo de terremotos, o de los que viven en la parte del país donde los tornados son frecuentes. Para los estadounidenses, la preparación para emergencias ahora debe tomar en cuenta no sólo los desastres naturales, sino también los que provoca el hombre. El saber qué hacer en una emergencia es una parte fundamental de la preparación y puede ser de importancia crítica cuando cada segundo cuenta.